Introducción al blog

El motivo principal de la creación de este espacio, no es otro que el de dar a conocer mi trabajo y ponerlo a disposición de quien pueda estar interesado en el.
Intento siempre que tengo la posibilidad, que mi trabajo refleje mis inquietudes y siendo fiel a mis criterios aportar alguna alternativa diferente al mercado del mueble y la Carpinteria en general.
Me gusta utilizar materiales Reciclados y obtener de ellos acabados de buen nivel, pero sin disfrazarlos.
La madera y su trabajo han aportado a mi vida mucha paz y una forma serena de expresion y el Reciclaje me parece una buena forma de mostrar mi respeto por este material que ha sido y es tan importante en la historia del ser humano.
Realizo mi trabajo utilizando Tecnicas Artesanales (Tradicionales) combinadas con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologias sobre todo en el campo del Diseño.
Siempre que se trate de crear algo nuevo me gusta realizar el proceso completo:
El Diseño, la elección de materiales, la fabricación, el montaje, los acabados y la instalacion.
Para esto no tengo ningun inconveniente si es necesario, en buscar el asesoramiento adecuado é incluso en algunas ocasiones pedir alguna colaboracion especializada.
Los trabajos que se muestran en este blog estan realizados en su mayoria integramente por mi con la colaboracion en algunos casos de ayudantes, salvo los que se exponen como Colaboraciones que son aportaciones a proyectos de otras personas ó proyectos comunes.
La idea final es conseguir que el proceso pueda apreciarse con claridad. Asi de cada entrada deberian constar: Planos, proceso de elaboracion y el producto final. Estoy en ello y espero conseguir que el paseo por el blog os resulte mas ameno.
Finalmente me gustaria agradeceros la visita y decir que se agradecen tambien comentarios y sugerencias.
Espero que os sea de alguna utilidad.
Voy a intentar exponer aquí de la forma mas precisa, el proceso completo de la restauración de este mueble.
Este que ven al inicio es el resultado final obtenido, después de un largo proceso en el que hemos tenido que aplicar además de diferentes técnicas de reparación, mucha imaginación para ir solucionando los múltiples problemas con los que nos hemos ido encontrando a medida que hemos ido avanzando en el trabajo.
Para poder mostrar el proceso con detalle, he tenido que extenderme mas de lo oportuno, pero espero que a los interesados en estos temas, no les parezca demasiado aburrido y pueda resultarles de alguna utilidad.



Empezamos por tratar las partes afectadas por el ataque de insectos, que en este caso solo han sido las patas. Esto puede ser debido a que son las únicas partes del mueble que son de madera de haya, preferida de la polilla por su alto contenido en amoniaco.
Después de decapar y realizar un primer lijado de las piezas, soplaremos con aire a presión para facilitar la absorción del tratamiento, que en este caso realizaremos por inmersión, manteniendo las piezas sumergidas en el insecticida el tiempo suficiente para que se impregnen bien del producto.
Después las mantendremos durante unos días en una bolsa lo mas hermética posible y dejaremos actuar el producto.

Al sacarlas volvemos a lijar y retapamos los agujeros con una mezcla del serrín de la misma madera y una resina sintética.
Repetiremos el proceso de lijado y retapado hasta que las piezas queden listas para el acabado.
Ya hemos comentado en ocasiones anteriores que el estado en que encontramos un mueble, nos dice mucho de la vida de este y en este caso nos encontramos con grietas y múltiples desperfectos que nos hablan de una mala conservación y con todos los respetos, una no demasiado buena elaboración original.
Es un mueble regruesado en caoba, sobre un armazón de pino que además ya ha padecido reparaciones anteriores realizadas sin demasiado criterio y sin ningún respeto por el mueble en si.
Nos encontramos con múltiples grietas. Estas son difíciles de reparar ya que están llenas de suciedad y seria imposible encolarlas tal cual y para desmontar el mueble totalmente habría que desencolarlo y correríamos el riesgo de empeorar la situación.


Poniendo a trabajar la imaginación, he pensado que podría realizar un rebaje sobre la grieta y después encolar un listón de madera de caoba sobre el mismo.
Pera conseguir una superficie regular sobre la que encolar el listón, realizamos esta operación utilizando una fresadora de mano que deslizaremos sobre una regla previamente colocada, de forma que podamos encolar sobre ambos lados de las grietas asegurándonos así de que no se volverán a abrir.

El encolado de los listones es una operación compleja por la anchura del mueble que nos dificulta poder colocar los gatos de forma que ejerzan la presión necesaria.

Una vez encolados los listones, se retira el sobrante y después se iguala con la superficie del mueble, acuchillando y lijando hasta obtener una superficie totalmente regular.



Una vez reparadas las grietas, acuchillamos el resto del mueble y retapamos los fallos con la mezcla de serrín y resina.



Aquí podemos apreciar el resultado de la reparación de las grietas una vez finalizado el proceso.
Seguiremos con la reparación de los demás desperfectos que vamos encontrando, con el deseo de recuperar la máxima funcionalidad del mueble.


Pasamos a encolar piezas desencoladas, que le devolverán al mueble su rigidez inicial.

Puede que no se muestren las operaciones realizadas en el orden en que se han ido realizando, pero de lo que se trata es de mostrar la complejidad del proceso.
Como decía antes, este mueble ya ha sido "reparado" o reformado con anterioridad y aquí podéis observar porque decía antes que sin demasiado criterio.
Para colocar cerraduras nuevas, han realizado el siguiente estropicio.
Para tratar de arreglarlo, buscamos la cerradura adecuada y para poder instalarla tenemos que reconstruir la parte interior del frente del cajón, donde se alojara la nueva cerradura.

Acoplaremos un trozo de madera de caoba para poder realizar el anclaje de la nueva cerradura.

Después realizamos el rebajo necesario para el acople.

Y ya tenemos perfectamente instalada la cerradura y hemos devuelto el interior del frente del cajón a su estado inicial, recuperando asi en parte la propia personalidad del mueble y reparando la agresión anterior.
Ahora pasamos a repara la parte exterior del frente, donde habían abierto un boquete para encajar la cerradura anterior.
Repasamos los bordes del agujero, procurando que la superficie interior quede un poco biselada para facilitar el encolado de la pieza que vamos a encolar.


Una vez encolada y rebajada la superficie de la pieza, trazamos el punto de la cerradura y posteriormente marqueteamos el orificio de la llave.


Otro de los desperfectos que encontramos es la excesiva luz entre los cajones y la diferencia de una anterior reparación el los listones de soporte de los cajones.
Aquí podemos apreciar el regruesado de caoba sobre el listón de pino y la tosca reparación realizada en la superficie de roce del cajón.

Esta es la parte inferior frontal del mueble, justo debajo del cajón inferior. Apreciamos que solo una parte esta regruesada en caoba, el resto esta remendado en pino.
Para remediar esto vamos a fresar las partes regruesadas en caoba y volveremos a regruesarlas sustituyendo los desperfectos. Para realizar esta operación obteniendo una superficie adecuada. fijaremos una reglas que mantendrán la profundidad deseada de la fresa.
Después de esto regruesaremos de nuevo con madera de caoba.

Para reducir la excesiva luz que había entre los cajones, hemos regruesado con listones algo mas anchos que el bastidor de pino y metemos unas tiras que igualaran el grosor.
Una vez reconstruidos totalmente los listones del frente, procedemos a abrir los huecos para el encaje de las cerraduras.

Aquí podemos apreciar el estado del frente una vez reparados los desperfectos.
Nos encontramos también con que tanto la trasera, como el fondo, tanto del mueble como de los cajones, están totalmente agrietados y desencoladas las tablas. Por tanto tendremos que desmontar, limpiar , encolar y volver a montar.


Añadiremos estos refuerzos a los laterales de los cajones, para poder acoplar los fondos una vez encolados y no tener que apuntillarlos como habían hecho anteriormente.







A medida que vamos reparando las partes, vamos aplicando un tratamiento de protección preventivo.


Se colocan los topes para los cajones.
Una vez realizadas todas las reparaciones y antes de empezar con el proceso de acabado, colocamos los herrajes, que después desmontaremos para volver a montar un vez barnizado el mueble.

Empezamos el proceso de acabado realizando un lijado final, asegurándonos de eliminar cualquier pequeño desperfecto que haya podido quedar.
Realizamos un teñido a mano con un tono caoba suave, que nos ayudara a igualar los tonos de las diferentes maderas.
Repasamos primero de tinte las partes mas claras insistiendo para igualar.

Este es el mueble una vez teñido a mano con tinte al agua.
Para eliminar el sobrante de tinte, repasamos con lana de acero igualando la superficie.

Aplicamos al menos dos manos de fondo con lijados entre ellas y después una mano de acabado final.

A la tapa del mueble que tendrá que soportar mas desgaste, le aplicamos una mano extra de acabado, para lo que empapelamos el resto del mueble.

Colocamos finalmente los herrajes y aquí esta el resultado final.

Al finalizar un trabajo de este tipo, siento que el esfuerzo ha merecido la pena. Ademas de haberle devuelto la utilidad a este objeto, hemos recuperado su personalidad y tal vez añadido un poco de esplendor y me gusta pensar que esto no va solo en beneficio del propietario del mueble, sino también del propio objeto en si.
Si has llegado hasta aquí, espero que aunque largo, el proceso te haya resultado interesante y haya podido serte de alguna utilidad. De paso agradezco tu paciencia e interés.

Enlaces a esta entrada | edit post