Introducción al blog

El motivo principal de la creación de este espacio, no es otro que el de dar a conocer mi trabajo y ponerlo a disposición de quien pueda estar interesado en el.
Intento siempre que tengo la posibilidad, que mi trabajo refleje mis inquietudes y siendo fiel a mis criterios aportar alguna alternativa diferente al mercado del mueble y la Carpinteria en general.
Me gusta utilizar materiales Reciclados y obtener de ellos acabados de buen nivel, pero sin disfrazarlos.
La madera y su trabajo han aportado a mi vida mucha paz y una forma serena de expresion y el Reciclaje me parece una buena forma de mostrar mi respeto por este material que ha sido y es tan importante en la historia del ser humano.
Realizo mi trabajo utilizando Tecnicas Artesanales (Tradicionales) combinadas con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologias sobre todo en el campo del Diseño.
Siempre que se trate de crear algo nuevo me gusta realizar el proceso completo:
El Diseño, la elección de materiales, la fabricación, el montaje, los acabados y la instalacion.
Para esto no tengo ningun inconveniente si es necesario, en buscar el asesoramiento adecuado é incluso en algunas ocasiones pedir alguna colaboracion especializada.
Los trabajos que se muestran en este blog estan realizados en su mayoria integramente por mi con la colaboracion en algunos casos de ayudantes, salvo los que se exponen como Colaboraciones que son aportaciones a proyectos de otras personas ó proyectos comunes.
La idea final es conseguir que el proceso pueda apreciarse con claridad. Asi de cada entrada deberian constar: Planos, proceso de elaboracion y el producto final. Estoy en ello y espero conseguir que el paseo por el blog os resulte mas ameno.
Finalmente me gustaria agradeceros la visita y decir que se agradecen tambien comentarios y sugerencias.
Espero que os sea de alguna utilidad.
Al llegar el otoño, con las primeras lluvias puede realizarse una actividad que me parece tan recomendable, que la incluiría de forma obligatoria en la enseñanza. El contacto directo con La Madre Tierra. Al labrar la tierra podemos sentir como si destapáramos un tarro lleno de aromas que están ahí desde hace miles de años y despiertan nuestra memoria ancestral, recordándonos de donde venimos y adonde nos dirigimos. Esta reflexión, aunque expresada con un lenguaje un tanto poético, me parece una realidad de la que cada vez nos vamos alejando mas, pero que siempre estará ahí. Fue esta tierra la que genero todo lo que hay sobre ella, incluidos nosotros y a ella vuelve todo lo que deja de existir si es que alguna vez deja de hacerlo.
Recuerdo ahora aquello de que la materia no se destruye, solo se transforma.
Por eso pienso que desde niños deberíamos aprender a apreciarla, a tener presente estos valores sea cual sea el camino que tomemos después.
Seria muy positivo a mi entender, que políticos y grandes economistas hubiesen experimentado, aprendido a recordar o a no olvidar, esto.

Desde luego puede hacerse de muchas formas. Yo en este caso lo he hecho con la ayuda de una vieja "mulilla" mecánica que compre hace algún tiempo casi regalada rescatándola del olvido.
Intente devolverla a la vida con cuatro arreglillos y se muestra tan agradecida, que después de casi tres años sin ponerla en marcha arranco a la primera y casi hace el trabajo sola.

Casi sin percibirlo había comenzado a comportarse como un pincel y sin darme apenas cuenta, habíamos trazado sobre este maravilloso lienzo lo que casi me atrevería a llamar, una pequeña obra de arte.
Quien sabe si no seria este el primer soporte utilizado para plasmar una expresión plástica
por nuestros primeros antecesores.
De todo esto fui dándome cuenta a medida que observaba la tierra y el resultado de lo que estábamos haciendo. Así que tuve la impresión de que esto realmente merecía la pena.
Por fin no tuve mas remedio que rubricar la obra y no encontré forma mejor de hacerlo que con la palabra PAZ, no como la expresión de un deseo o como una esperanza, sino como la mejor forma que encontré de definir el estado en el que me encontraba en ese momento.

Enlaces a esta entrada | edit post
Intentare explicar aquí el proceso completo de reciclaje de vieja madera, en este caso de traviesas de ferrocarril, desde su extracción de una vieja vía abandonada hasta su instalación.

Hoy en dia podemos encontrar en el mercado traviesas usadas por un precio que oscilara entre los 10 €/u. y los 30 €/u., dependiendo del proveedor y del estado en que se encuentren. Por lo general son comercializadas por compañías madereras y de decoración de exteriores.

En este caso y para ser mas fieles a la idea que tengo del reciclaje, hemos decidido recoger un material en total abandono y convertirlo en algo útil y a mi entender bello, aunque esto ya depende de los gustos.
El proceso es laborioso y requiere algunos esfuerzos adicionales, pero al final como veréis merecerá la pena, por lo menos a mi me lo parece.
En este caso y después de su localización, procedemos a sacar las traviesas de los raíles de acero, desatornillando los seis tornillos que tiene cada traviesa.
Procedemos a su transporte y posterior limpieza con agua a presión, para tratar de retirar la mayor cantidad posible de tierra y suciedad, lo que facilitara su posterior mecanizado.

El mecanizado de este material se hace duro para las piezas de corte de la maquinaria, debido a la suciedad que tiene la madera. en este caso vamos a hacer un primer corte para retirar aproximadamente 1.5 cm. de madera de cada cara del palo que es donde se aloja la mayor parte de la suciedad y la parte mas impregnada del producto que le aplican a esta madera para su protección, que tiene un fuerte olor a alquitrán.

En este caso vamos a hacer una encimera de cocina y pasamos a cepillar y cortar la madera a la medida necesaria.

Para aportar mayor fuerza al encolado, fresamos los cantos con el diente de león.
Pasamos al encolado y para economizar material, situamos los huecos donde se alojaran la cocina y el fregadero.
Finalmente cortamos a la medida el conjunto, aplicamos el acabado(proceso que ya conocéis) y procedemos a su posterior instalación.

También hemos fabricado del mismo material, las cornisas que rematan los muebles superiores.
Personalmente creo que el resultado final merece la pena.

A mi me gusta mucho la textura final de esta madera una vez terminada, por que se aprecian las imperfecciones y el veteado oscuro que deja el producto de tratamiento.
Por otra parte, una vez aplicado el acabado se elimina cualquier resto del fuerte olor.
Otra de las excelentes propiedades de este tipo de madera, una vez superados los problemas de limpieza, es su estabilidad y resistencia ya que el grado de secado es optimo debido a la antigüedad. (Tienen un sello metálico donde figura el año de producción y yo he trabajado algunas de los años 40, con unos resultados excelentes).
Hoy día la mayor parte de las maderas que se comercializan, están prácticamente verdes, es decir que las cortan hoy y en un mes pueden estar en el mercado.
Finalmente el objetivo esta conseguido, hemos dado vida propia a un material injustamente desechado, moribundo y evitado en alguna medida la tala de nuevos arboles sin entrar en el arrollador mundo del mercantilismo brutal que predomina hoy día.

Para terminar os diré que en las etiquetas Reciclaje y Diseño Propio, podéis encontrar algunos otros trabajos realizados con este material tan agradecido.

Enlaces a esta entrada | edit post